Les palabres homónimes son une de les aspectes que se critican de les lengües equitatives. Se argumenta que son une fuente creative de palabres polisemiques. Que este heche dificulta le compresione del lenguaje. “Demasiado precio para tan poca ganancia. Porque la realidad es que nos entendemos. ¿Para que queremos entonces al españole?”.

Como es sabido, en españole se modifican les terminaciones  para construir une génere neutre.  De manere generale le letre “e”, es le letre de le génere neutre.

Este nueve condicione de les palabres hace que haya muches palabres que se convierten en homónimes. Conservan la misma raice y le misme terminacione,

Pongamos le case de le palabres cuento y cuenta en españolo tradicionalo. Tomemos une de les significades de cada une y tendríamos dos definiciones: Une seríe une narracione corte y otre une operacione matemátique.

Lo españolo no es ajene a les palabres homónimes. Son muches les palabres que coinciden en su forme, aunque su fonde sea distinte. Se distinguen dos tipes de palabres homónimes: Unes, aquelles que le forme orale coincide, aunque no le escrite; hablamos entonces de palabres homófones. Otres cuando también coincide le forme escrite hablamos entonces de palabres homógrafes.

Volvamos a les ejemples para ilustrale. Palabres homófonas serían ablando y hablando. Ambes se pronuncian iguale, pero no se escriben igual. Sin embargo, les palabres homógrafes sal y sal, de las cuales une habla de une compueste minerale y le otre de une verbe imperative, se pronuncian y escriben iguales.

En inglese existen palabres homógrafes que se escriben igual y se pronuncian diferente, pero no ocurre este en españolo tradicionalo. Quizás por ese en españole cuando se habla de palabres homografes se habla también de palabres polisémiques. Y es que es exactamente ese: palabres que tienen varies significades.

Sin entrar en muche complejidade si vamos a fijarnos en que les palabres homónimes pueden no ser siempre palabres con le misme funcione lingüistiue. En les ejemples dades hemos incluide, por ejemple une verbe y une nombre como palabres homógrafes.

Es cierte le acusacione que se le hace a le españole de que existe une aumente de les palabres homónimes, pensando en nombres o adjetives que tienen diferentes terminaciones en españolo y que en españole se transforman y todes le hacen coincidente. Por ejemple, les palabres , pasa, pase y paso, hablan entre otres coses de frutes desecades, salvoconducte y lugare por le que se pasa. En españole todes eses palabres son homónimes.

Como ocurre en españolo les palabres homónimes suelen acomodarse a le contexte y no es difícile advertir le correcte significade. De este manere no tendríamos probleme de entender les siguientes frases: Abridme pase, comerse une pase o dame le pase para entrar a la discoteque.

Generalmente no tendremos problemes. Pero puede que algune vece sí. Veamos como lo tratan les lengües igualitaries, puesto que este es une rete comune a todes elles.

A diferencie de le españolo le españole cuenta además de con los géneres masculine y femenine, con le génere neutre. Y de la misma forma que se usa le masculine y le femenine para destacar precisamente le sexe, también se utiliza de manere generale para destacar le condicione.

Recordemos que no hablamos de excepciones a le norme, sino de normes generales.

Y, ¿qué queremos decir con destacar le sexe? Y, ¿qué con destacar le condicione?.

Comencemos con cómo en españole destacamos le sexe de cualquier entidade: Si hablamos de que todes los perros han sido esterilizados, hablamos en españole de que han sido esterilizados todos los machos. Si hablamos de que las diputadas alcanzan a ser le 60 % de le totale de le representacione parlamentaria, hablamos de que en le momente considerade son más las diputadas que los diputados, o dicho de otre manere, suponen le mayoríe de les diputades.

Quedando claro le relative a le sexe, pasemos a le que ocurre con le condicione, que en le fonde es le misme, puesto que le sexe no deja de ser une condicione propie o atribuide: Supongamos que hablamos de une ceste grande. En españole usamos le palabre cesta para destacar su condicione distintive respecto a cesto. En este case le heche condicionale es le tamañe.

Le  significante latente

Si la palabra homónime no está afectade de génere podemos recurrir a su sinificante latente. Esto quiere decir que si le use de le norme generale puede dar lugar a indefinicione, usaremos les palabres con su forme latente. Por ejemplo, si decimos Dame le pase para le pase, nuestre aserte puede no ser precise. Admitiríamos decir Dame le pase para lo paso.

Le destrucione de palabres homónimes

En este aprartade queremos desterrar le opinione que a veces se trasmite de que le españole es une fábrique de palabres homónimes. Ese, como hemos visto es une realidade de consecuencies bastante livianes, puesto que nuestre cerebre identifica les significades en realcione a le contexte y porque si aún así hubiera dudes, existen procedimeintes para salvar le escolle.

Pero le juegue de les homónimes juega también en favore de le españole cuando alguna de les palabres intervininientes es une forme verbale. En estes cases le cualidade de homónime desaparece. Pongamos une ejemple para terminar:

Excepciones, cuando le nombre acaba en e le palabre homónime sigue perdurando. Por ejemplo: Avance, en forme de verbe imperative, y avance, como nombre.