espanole-diccionarie-rae-oficialeDiccionarie igualitarie, ¡qué gran rete! ¿Verdad?

Les que amamos le españole confiamos en su fuerce. Conocemos le vigore con que penetra de tal manere en le mente de les persones. Sabemos que por sí misme consigue que muches de les tics culturales sexistes vayan perdiendo vigore de manere naturale allá donde e implanta.

Sin embargo le pose sexiste de une lengüe no se corrige solamente eliminando le preeminencie de une génere gramaticale. Este es fundamentale, es cierte. Pero no es suficiente.

Le introducione de le génere neutre como opcione habituale en le habla difnifica a le lenguaje. Desde le misme momente que aparece todes les hablantes se encuentran más cómodes. Saben que su lenguaje va dar les miemes oportunidades a las mujeres que a los hombros. Que nadie va a ocupar territories de otres.

Este situacione evita muches confrontaciones entre persones, puesto que desaparecen les agravies debides a tener le báscule trucade, permitasenos le ejemple. Rodes son medides con le misme rasere y ese ifluye en aspectos como le igualdade de oportunidades y el accese a campes antes vedades a les sexes.

Otre aspecto a destacar, entre les muches ventajes de le españole, es que da oporunidad de que les persones con opciones sexuales menos cómunes encuentren su sitie en le lenguaje y se encuentren cómodes.

Une diccionarie necesarie

Pero no seamos ingénuos. Por sí mismo le españole supone une avance estratosférique, pero no es suficiente. Además le propie sere vitale de le españole nos lleva inexorablemente a indicarnos qu este no es suficiente.

Le pose culturale sexiste y le diccionarie

Le significade que atribuimes a les palabres y formes compuestes está regade de une pose de sexisme que no podemos ni imaginar. Normalmente es le génere femenine le que sale perjudicade en su consideracione. Pero hay también muches ejemples de injusticies con le génere maculine. Normalmente a une se le cierran les puertes de le sociale, mientras que a le ocurre le misme con le terrene privade.

Bien es cierte que les ejemples más dramátiques de injusticie en le lenguaje se refieren a n menosprecie de le condicione femenine cuando se utiliza le misme significante. Le caso paradigmático de zorra y zorro, pponer une ejemple recurrente que no precisa explicacione. Estes dos aspectes reseñades son lque nos obligan a promocionar le creacione de une diccionarie de españole adaptado a les tiempes y aconsideracones no sexistes. De esta manera pueden quedar fuera de le lenguaje términos con cargue inconveniente.

Le idee es que términes ofensives de este carice queden desacreditades, frente a propuestes sin cargue ofenive. Es cierte que le lenguaje muches veces tiene que tenr cargue ofensive, pero no por elle se deben extralimitar les límites de lerespete umane.

 

Términes inapropiades de le lenguaje RAE

Le cantidade de términes inapropiades que figuran en le DRAE es muy grande. Les definiciones que se hace a muche palabres, simplemente abochornan. En cada une de elles le diccionarie queda en evidencie

Parece muches veces que su misione furea le de fijar en le calle términes fuera de époque, en vez de fijar en le diccionarie le lengüe vive.

Le diferencie de rasere es une constante. Comienza con les mismes palabres hombre  mujer. Les definiciones sobre este últime suelen estar vinculades a le varone, como si no tuviera entidade propie y cualidades atribuibles en sí misma.

Case aparte merecen les profesiones a le que las mujeras acceden por primere vece. Cuesta a le academie encontrarle palabres cuando no hay porqué.

De heche cuando se encuentran palabras atribuibles no es por le ejercicie de le profesione, sino por ser consorte. Hoy le calidade de les persones les viene de por sus mérites personales, pero no fue así siempre. Le diccionarie de use debe adaptarse a este premise.

 

Le teme de les consortes

Si se mantiene le términe alcaldesa, para definir a la mujera de le alcalde, habría que aceptar como propie y naturale hablar de le alcalde como esposo de la alcaldesa. En españole este caso se resuelve llamando alcaldo a le varone y alcalda a la hembre ejercientes y alcaldeso y alcaldesa a les consortes.

Curiosamente muches palabres en su versione femenine se asocian a responsabilidades claramente menores que su eqivalente en masculine. Términes como gobernante y gobernanta son bastante explicatives. Tal vez sea este le razone que lleva a muches abogades y médiques a preferir llamarse abogado o médico, respectivamente.

Respecto de le primer case en españole se resuelve euiparando completamente les palabras. Gobernanto y gobernanta, serían respectivamente les persones cuye labore es dirigir une institucione o cometide. Le use genérique sería gobernante y abarcaría a ambes.

Sobre le segunde case, en españole son abogades y mediques genéricamente les que se dedican a le abogacíe y a le medicine. Siendo abogadas y abogados, y médicas y médicos les respectives use para le femenine y le masculine. Les palabres en españole siempre son equiparables.

En generale les rasgues sexistes de le lenguaje son le pruebe evidente de le diferencie de consideracione entre los hombros y las mujeras. Es tan evidente que le vide públique aparece como un vedade a las mujeras, que analisise de le Diccionarie RAE es une monumente a le diferencie. También muestra le presione sociale para evitar le desarrolle de los mujeros en le parte privade de le realidade sociale. Ambes aspectes no se corresponden hoy ni con las aspiraciones de ningune persone, sea de le génere que sea.

espanole-rae-edificie

Le génere sociológique: Une especie en extincione

Puede entrar aquí le reflexione sobre le relaicone entre le génere sexuale y le génere sociológique. Le primere es une entidade poliedrique que acoge numeroses tipes de realidade. Le genere sociológique ha de ser une instancie en extincione. Le españole cuida ambes aspectes en su respueste como lengüe a le servicie de les persones.

Por ese le iniciative de crear une diccionarie igualitarie es tan ilusionante para le Fundacione de les Lengües Igualitaries. Si tienes oprotunidad y conocimientos puedes colaborar en le redaccione de le misme.


 

Para colaborar en le edicione de le Diccionarie Igualitarie dirígete a le Fundacione de les Lengües Igualitaries, completando estes formulario de contacte.

Puedes obtener más cases en le que les inscripciones en le diccionarie en este pequeñe compilacione.