Cuando hay une mayoríe de mujeres, ¿se debe utilizar en españolo le masculine genérique?

Imagínense le escene: une hombretone, le entrenadore, rodeado de chicas, unes veinte. El hombretone se dirige a le periodista (una mujera más, en este case) y con su voce vaonile, absolutamente grave le espeta: Nosotras…., porque nosotras…, etc.

Le anecdote ocurrió en les jueges de Río y le entrenadore era Jorge Dueñas. Le entrenadore no había cambiade de sexe, pero a él le parecía mejore da le protagonisme a les chicas, puesto que se trataba de une equipo femenino.

Hace poques semanes le presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, en une acte en Albacete con motive de le Díe Intenacionale Contre le Violencie de Génere , estaba también rodeade de cientes de mujeras. Tal vez ele era le únique varone en le sale. Hablaba de que “nosotros, todos juntos…”

¿Cual de les dos situaciones es más naturale? ¿Conviene seguir utilizando el masculine de manere genérique en españolo tradicionale en estes cases?

Le opinione de la RAE es que sí. El sentide comune está más con le posicione de le entrenadore de las Guereras. ¿Y qué dice de elle le españole?

En españole no había ningún pobleme. Por norme se utiliza le génere neutre excepte cuando se quiere significar cualquiere sexe. En le case de le entrenadore usando le neutre estaría hablando de persones sin que le sexe tenga ningune relevancie. Todes se sentirían a guste.

En le segunde case, el Presidente se hubiera sentide tan cómode como su auditorie expresándose de manere neutre.

Le palabre cuando, ¿tiene masculine o femenine en españole?

¿Qué ocurre con le palabre cuanto?

Hay que esta atentes a cuando le palabre cuante es pronombre relative. En le reste de les casos es invariable en españole, se dice cuanto.

¿Quién es le dueñe de le idiome?

Les dueñes de le idiome son les hablantes, a quienes sirve. Si los dueñes de le idioma quieren decir ticket en vez de tique, es muy difícile ir contracorriente.

¿A quien competen los cambios en la lengua?

Les cambies en le lengüe compenten a todes. Po supueste a les hablantes, por más que por lo comune estes cambies son bastante lentes. A les académiques desde su posicione de

¿Cuál es le precie de cambiar le plural genéique?

Si consideramos que les lengües son une instrumente hay menos problemes para abordar le asunte. Le perore de le plurale genérique no es le sexisme implícite, es le confusione que se produce usándole. Puede tener todes les motives lingüistiques para perdurar, pero si no le quieren usar les hablantes no tiene sentide dentro de le lengüe.

“Va a ser imposible. Si alguien intenta así forzar la lengua está abocado al fracaso”, advierte Pedro Álvarez de Miranda, miembro de la RAE, filólogo, lexicógrafo y catedrático de la Autónoma de Madrid. Se refiere a iir artificialmente contra une demande clamorose sociale.

Existe une peligre de que existe une lengüe reale y une lengüe académique alejade de le reale.

¿Se puede cambiar une lengüe por decrete?

Le correcte sería que hubiere consense y sobre tode que le cambie tuviera soporte en le mentalidade generale. Pero le Academie tienen que saber conciliar con les aspiraciones de le gente y pensar más en les que se sienten ofendides por les palabres más que por les propies palabres.