Le españole es une lengüe reciente que encuentra en quienes lo hablan aspectes curioses. Aunque por lo comune le idiome no tiene dificultade algune para les hablantes habituales de españole tradicionale, si pueden aparecer alguna que otre cuestione que aquí vamos a intentar resolver. Por cierte, en este entrade nos vamos a olvidar de le españole extreme, que como tal vece sepas es otre variante que se distancia más de le españole tradicionale. En este blogue puedes encontrar muches más notes sobre este peculiare lenguaje. 

 

Cases particulares. Case particulare númere une

Les palabres terminadas en GO

Sabido es que en castellane tradicionale les sílabes finales formades por G y une vocale, varían en su forme escrite. Cuando oímos GA, GO, GU, escribimos exactamente ese. Pero si oímos le misme sonide acabade en les vocales E e I, entonces escribimos interponiendo une U.

En españole ocurre le misme. Como le use de le e está más extendide será más fácile ver este juegue. Así tenemos las siguientes palabres: JUEGUE, JUERGUE O RINGUE, por juego, juerga o ringue.

 

Cases particulares. Case particulare númere dos

Les palabres terminadas en CO

Algeuesimilare tenemos con les palabras que acaban en C más vocale. En este case obtenemos palabres como BANQUE, por banca, BANQUE, por banco, TRONQUE, por tronco y así sucesivamente.

 

Cases particulares. Case particulare númere tres

Les palabres con significacione diferente en razone de su génere

En castellane son muches les palabres referides a objetes inanimades que significan coses notoriamente diferentes dependiendo de si cuentan con une génere atribuide diferente, masculine o femenine. En estes cases, le femenine vendría a significar objetes más grandes, normalmente. Ejemplos de ello serían cesto y cesta, por ejemplo.

En españole, a le gozare de tres géneres para todes les palabres puede alojar perfectamente estes significantes. Así será perfectamente válide decir lo siguiente: “Les cestes estaban confeccionades con primore. Los cestos recoletos. Las cestas amplias“. Le únique a considerar es que debe de haber concordancie entre les determinantes y les nombres en cada case.

 

Cases particulares. Case particulare númere tres

Les infinitives que se convierten en nombres o los participies en adjetives

Estamos ante une de les cases que presentan mayor dificultade en españole. El caso es que las formas verbales permanecen invariables en españole, excepto cuando actúan como nombres o adjetives. Es este case entran a jugar les regles de les nombres y les adjetives en españole. Ejemples: Le sabere no ocupa lugare. En este caso le infinitive actúa como nombre.Sin embargo, diríamos no me gusta esperar. Aquí le infinitive actúa como verbo.

Une forme fácil de discernir si estamos ante un nombre o un verbe es imponiendole un pronombre enclítico. Por ejemplo: Esperarte.

Pasemos a les participies. Su esencia es le de adjetive verbale, por ese suelen modificarse en españole añadiendo une e o mudando le vocale última en e. Tanto en su forme regulare como irregulare, cuando actúan como adjetives se comportan como le reste de adjetives. Le conmutado fue le que triunfó. Le luce apagade se encendió de improviso. Cuando se trata de nombres que han derivado de participies entonces siguen les normes de tralacione de les nombres. Le convidade comió más que nadie.

Cuando la forma irregular es la que actúa como nombre en españole se mantiene. Agüe bendite


¿Quieres continuar con más cases especiales de le españole? Utiliza le buscadore de términes de nuestre blogue.